El Faro de Melilla CII años de historia

La linterna situada en la parte superior de este edificio proyectado por el ingeniero Manuel Delgado Delgado en 1916 comenzaba a funcionar la noche del 22 de julio de 1918.

Hacía tiempo que Melilla necesitaba un faro de mayor envergadura que el que hasta entonces tenía, la llamada “Torre del Vigía de Mar”.

En dos ocasiones anteriores, una en 1885 y otra en 1895 hubo sendos proyectos para dotar a esta ciudad de un faro sin que estas llegaran a materializarse.

La noticia de la inauguración de 1918 aparecía publicada en el diario local El Telegrama del Rif:

“Hoy se inaugura. El nuevo faro

En la mañana de ayer quedaron terminadas las obras de montaje e instalación del aparato luminoso del nuevo faro, llevadas a cabo por el montador don Juan Gutiérrez, del servicio central de puertos y faros, bajo la dirección del culto ingeniero de dicho organismo don José Herbella.

Las pruebas tuvieron lugar anoche con muy satisfactorio resultado. El nuevo faro funcionó hasta la una llamando la atención de muchos curiosos.

El nuevo faro está considerado como de cuarta categoría y su aparato luminoso consta de una lámpara de quinientas bujías de luz blanca visible a 25 millas y en grupos de dos ocultaciones cada diez segundos. El montaje se ha llevado a cabo en diez días. Hoy se inaugurará el servicio a cargo del farista del antiguo faro don Pedro López.

Los señores Herbella y Gutiérrez regresarán el miércoles a Madrid.”

Para aquella ocasión se habían desplazado también a Melilla don José Rodríguez Spiteri, ingeniero jefe de Obras Públicas de Málaga, el ingeniero autor del proyecto y su ayudante don Gabriel Garrido.

Desde entonces la lente tipo Fresnel de su linterna (recibe este nombre en honor a su inventor el ingeniero francés Auguste Fresnel) alumbra a marinos y navegantes de manera ininterrumpida.

Un edificio con una historia propia y con otras muchas que se han ido forjando alrededor suyo a lo largo de los años.

El citado proyecto de Delgado fue enviado por el jefe del Servicio Central de Faros y Costas a la Jefatura de Málaga con fecha 23 de marzo de 1916. Hubieron de transcurrir unos meses para que una Real Orden de 16 de octubre aprobase el Proyecto de torre para el faro y un edificio para los torreros de Melilla.

El jueves 28 de junio de 1917 daban comienzo las obras que habrían de concluir al año siguiente, teniendo que salvar algún que otro escollo durante los meses de duración de los trabajos de edificación.

El Faro, sede de la Fundación Melilla Ciudad Monumental

El 12 de septiembre de 2001 nacía la Fundación Melilla Ciudad Monumental con un claro objetivo y ámbito de actuación , recogidos en sus estatutos, como es el patrimonio histórico, artístico y cultural de la ciudad.

En 2007 trasladaba su sede desde la antigua oficina del Cronista de la Ciudad al recién rehabilitado Faro.

Esta entidad, a tenor de lo que opinan los vecinos de El Pueblo es como un “pequeño Ayuntamiento” donde pueden exponer sus quejas y necesidades, sobre todo aquellas personas que por su edad tienen más complicado acceder a la Administración de manera telemática.

A esa función pues de “veladora del patrimonio” se une también una vertiente social.

Visitas al Faro

A lo largo de estos dos últimos años han sido más de mil personas las que han visitado este emblemático edificio y han tenido la oportunidad de conocer su historia. Melillenses y foráneos llegados desde diferentes puntos de España e incluso de fuera de nuestras fronteras.

Su paso por estas instalaciones ha quedado reflejado en el Libro de Firmas con mensajes tan emotivos como estos:

“Me ha encantado ver el faro y sus vistas, creo que la piedra de esta faro era del Gurugú. Las canteras que según tengo entendido estaban explotadas por personas de mi familia. Navarro, mi abuelo, y sus hijos.”

“Muchas felicidades en este centenario. Que tu luz nos siga guiando muchos años más.”

“Gracias por esta oportunidad de conocer parte del patrimonio de Melilla. Feliz Centenario.”

“Después de 60 años jamás pensé que habría algo tan bonito.”

“Setenta y cinco años en Melilla y ¡por fin! he podido disfrutar del Faro por dentro. ¡¡¡Gracias!!!.”

“Enhorabuena por esta iniciativa de acercar el Faro de nuestra Melilla a los melillenses.”

“Melilla, trozo de España en África, perla del Mediterráneo, tu gente y tu historia hacen de ti un lugar maravilloso.”

“El Faro de melilla un lugar mágico y encantador en nuestra Ciudad.”

“Nuestra historia es nuestro ejemplo.

Nuestro faro es nuestro guía.

Por muchos años más de historia para nuestra ciudad y nuestro faro con el deseo de que sepamos encontrar la singladura adecuada.”

“Ha sido un descubrimiento maravilloso. No me imaginaba la riqueza de su historia y de su gente. Me voy enamorada. Desde Caracas.”

El Faro también ha sido visitado por personas muy conocidas en la vida pública española. Tal es el caso de:

“En el centenario de El Faro de Melilla quiero agradecer y felicitar a la Ciudad Autónoma de Melilla y a la Fundación Melilla Ciudad Monumental por el magnífico trabajo de restauración y promoción de este magnífico y simbólico monumento”

Juan Manuel Moreno Bonilla

Presidente de la Junta de Andalucía

“Un regalo poder descubrir junto a las mejores guías esta Melilla mágica”

Belinda Washington

Esto es solo una pequeña parte de las muestras de cariño y agradecimiento que guarda el citado “Libro de Firmas”.

Para conmemorar este nuevo cumpleaños del Faro se han establecido unas “Jornadas de Puertas Abiertas” desde el martes 21 al viernes 24 de julio en horario de 10:00 a 13:00 horas.

El equipo de la Fundación Melilla Ciudad Monumental desea pues a este emblemático Faro un “FELIZ CUMPLEAÑOS” y espera poder continuar celebrándolo muchos años más.

Menú