Conociendo nuestro patrimonio Monumento al Mariscal Sherlok y a defensores del asedio de 1774-1775

Este monolito se halla en la Cuesta de la Florentina poco antes de los túneles de acceso y salida a Melilla la Vieja.

Es un homenaje a quienes defendieron la Plaza durante el asedio al que la sometió el Sultán de Marruecos entre el 9 de diciembre de 1774 y el 19 de marzo de 1775.

Bloque de piedra del Gurugú con un peso de siete toneladas. En él se aprecian dos escudos uno del siglo XVIII en la parte superior, y el de Melilla en la inferior (la ciudad ostenta el de la Casa de Medina Sidonia desde marzo de 1913).

En la parte central hay labrada una leyenda:

“IN MEMORIAM DEL MARISCAL DE CAMPO D. JUAN SHERLOCK

NOMBRADO COMANDANTE GENERAL DE MELILLA POR EL REY

DE ESPAÑA S.M. CARLOS III PARA DIRIGIR LA HEROICA

DEFENSA DE LA PLAZA DURANTE LOS CIEN DÍAS EN QUE

FUE SOMETIDA A SITIO POR LAS TROPAS DEL SULTÁN DE

MARRUECOS MULEY MOHAMMED BEN ABD ALLAH.

IN MEMORIAM DE TODOS LOS DEFENSORES DE MELILLA

9 DE DICIEMBRE DE 1774-19 DE MARZO DE 1775.

Los escudos.-

Sobre los escudos que aparecen en el monolito acudimos a la explicación que de ellos figura en la obra Melilla la Vieja en su heráldica. Con respecto al primero de ellos dice así:

“Data de 1778, y está situado en una de las fachadas del almacén y sala de armas de San Juan.

Es un escudo con las armas de Castilla en el primer cuartel, las de León en el segundo y tercero, y seis barras en el cuarto. Sobre el todo figuran las tres flores de lis, y en una faja central dos calderas.

El escudo está rodeado por carnosas hojas de acanto y flores, de gusto barroquizante.

Aunque aparentemente pueda parecer un escudo real, pertenece sin embargo a un particular. Según el historiador José Luis Gómez Barceló, se trata del blasón de un noble ligado a Aragón, pudiendo tratarse de Bernardo de Tortosa que fue gobernador de Melilla entre 1777 y 1779.”

“El escudo representa las armas del duque de Medina Sidonia, al que correspondió la ocupación y reconstrucción de la ciudad de Melilla en 1497. Por esta razón, el 11 de marzo de 1913 Alfonso XIIII por un real decreto concedió su uso a la ciudad de Melilla.

Sobre una corona ducal, en la cimera señorea la figura de Alonso Pérez de Guzmán “el Bueno” en actitud de lanzar un puñal, y está flanqueado por las columnas de Hércules y la leyenda “Plus Ultra”.

Como divisa, en su parte superior detrás del castillo, tiene una cinta alada donde figura la leyenda relativa al suceso de Guzmán el Bueno “Praeferre Patriam Liberis Parentem Decet” (conviene anteponer la patria a la familia).

Finalmente al pie del escudo figura un dragón en sinople con una lanza clavada en la boca.

Las armas del escudo son, sobre campo de azur, dos calderas jaqueladas (ajedrezadas) en oro y gules, gringoladas (rematadas) de siete sierpes en sinople, puestas al palo (una debajo de otra en el mismo eje).

Tiene una bordura de las armas reales de Castilla y de León (propia de los Guzmanes), de nueve piezas de gules, con castillos de oro, alternadas con nueve piezas de plata con leones de gules.

Varios elementos del escudo hacen referencia a hechos históricos legendarios relacionados con la figura de uno de los antepasados de la familia Guzmán contemporáneo del rey Alfonso X “El Sabio”, Alonso Pérez de Guzmán, conocido como “Guzmán el Bueno”.

Uno refleja una leyenda según la cual este personaje mató un terrorífico dragón alado, cuando estaba al servicio del rey marinida de Fez. En otro momento de su vida siendo alcalde de la villa de Tarifa, tuvo que defender la fortaleza de un asedio y hubo de anteponer la defensa de la ciudad incluso sacrificando la vida de su primogénito.

Juan Sherlock

A tenor de lo que aparece en Wikipedia Juan Sherlock o John Sherlock nació en Irlanda en 1705. Fue un brigadier general que sirvió en España en el Regimiento Ultonia.

Era hijo de Peter Sherlock, nombrado barón y caballero por el Viejo Pretendiente Jacobo III de Inglaterra en 1716. Durante la rebelión irlandesa de 1641, los Sherlock habían perdido sus enormes posesiones en el condado de Waterford. Como muchos irlandeses católicos, John emigró a España con la esperanza de regresar a su patria cuando un católico hubiera sido repuesto en el trono de Inglaterra. Mientras tanto, y siguiendo los pasos de su padre y de su abuelo, prestó sus servicios en el Regimiento de Ultonia, parte de la brigada irlandesa del ejército español.

Juan Sherlock luchó en la guerra contra Inglaterra en 1727 consistente en el segundo y fracasado intento español de reconquistar Gibraltar.

Más tarde fue nombrado comandante en jefe de Melilla por Carlos III. Años después fue nombrado gobernador de Sanlúcar de Barrameda donde murió el 25 de julio de 1794 a los 89 años”.

Gracias a los datos que figuran en la web de la Real Academia de la Historia aportados por Francisco Saro Gandarillas, tenemos alguna información más sobre este personaje tan vinculado importante Melilla:

“ Juan Sherlock ingresó en el Ejército en 1719. En 1768 era brigadier al mando del regimiento de Hibernia.

Inauguración.-

En un primer momento se ubicó en la Plaza de los Aljibes, siendo inaugurado el 19 de marzo de 1996, coincidiendo con el CCXXI Aniversario del levantamiento del Sitio.

Al acto asistieron las principales autoridades locales, contando con la colaboración de la Comandancia General de Melilla. Era presidente de la Ciudad Autónoma de Melilla Ignacio Velázquez Rivera y comandante general Evaristo Muñoz Manero.

El autor.-

Es obra del escultor Francisco Perales Morcillo, nacido en Granada en 1959. A él se debe también el escudo de Carlos V que está en la plaza de la Avanzadilla.

[Bibliografía: AAVV Catálogo de monumentos y esculturas públicas y conmemorativas de la Ciudad Autónoma de Melilla. Fundación Melilla Ciudad Monumental.2007

Miguel Martínez Duarte, Antonio Bravo Nieto. Melilla la Vieja en su heráldica. Una propuesta didáctica para el descubrimiento de la ciudad. Ciudad Autónoma de Melilla.1997

Biografía de Juan Sherlock: Wikipedia y Web de la Real Academia de la Historia]

Menú