En el LXX Aniversario del Palacio de la Asamblea Crónica de una inauguración 1950-2020

En una fecha tan emblemática para la historia de la ciudad, la Fundación Melilla Ciudad Monumental no quiere dejar pasar la oportunidad, a pesar de las circunstancias por las que atravesamos, de recordarla.

Setenta años han transcurrido desde aquel miércoles 29 de marzo de 1950 cuando   las principales autoridades  asistían al acto de bendición del nuevo edificio que iba a aglutinar las dependencias municipales.

Atrás quedarían otros como la Casa del Reloj en la Vieja Melilla, donde tuvo su sede la Junta de Arbitrios y la Casa Salama, en la actual plaza de las Culturas,  que albergó los tres tipos o modelos de gobierno que tuvo la ciudad:  la ya citada Junta de Arbitrios, Junta Municipal y Ayuntamiento.

Pero antes de saber cómo fue aquella inauguración gracias a lo publicado en El Telegrama del Rif, conozcamos un poco como se gestó nuestro Palacio de la Asamblea, para ello acudimos al doctor en Historia, Salvador Gallego Aranda, quien ha escrito  varias publicaciones del arquitecto Enrique Nieto y Nieto, autor del proyecto.

Breve cronología de las obras.-

En diciembre de 1929 se convoca el concurso de proyectos para la ejecución del nuevo Ayuntamiento. El presupuesto inicial era de 2.100.000 pta. El dictamen emitido y decretado en octubre de 1930, declaraba desierto el primer premio, aunque se concedieron tres segundos a las propuestas presentadas por los Sres. Ferrero y Fernández (neomusulmán), Sr. López (ecléctico), y los Sres Barroso y López Delgado (racionalista).

El 30 de junio de 1933 Enrique Nieto firma un proyecto reformado, el cual había iniciado en 1932. Este nuevo trazado fue aprobado en sesión plenaria de 12 de enero de 1934.

Tras una adjudicación fallida en julio de 1935 dan comienzo los trabajos que quedaran paralizados con el estallido de la Guerra Civil.

El 6 de julio del 1936 Nieto valora el solar en 575.263,20 pta., para una superficie de 4.256.79 m2.

La primera piedra se puso el día 16 de diciembre de 1938.

El 27 de marzo de 1943 se daba por concluida la cimentación, aunque habrá que esperar a mayo de 1944 para la autorización del empleo de la estructura metálica y a la recepción del hierro; la empresa adjudicataria fue Construcciones Lamseal S.L.

La demora que se produce lleva a buscar una alternativa para la techumbre en hormigón armado; esta tarea fue realizada por el ingeniero de caminos D. Daniel Lambea.

Durante 1948 Enrique Nieto continua completando su proyecto con la solería del salón de actos, la balaustrada de la escalera principal (de reminiscencias gaudianas en el Palacio Güell), etc.

Su jubilación en octubre del citado año, motivará su petición, que fue aceptada con fecha de 26 de noviembre, de poder continuar al frente de las obras hasta la conclusión de las mismas a finales de 1949.

Un nuevo ayuntamiento.-

A penas habían transcurrido poco más de tres meses de la finalización de la obras cuando el miércoles 29 de marzo de 1950 se procedía a la bendición de las nuevas dependencias municipales en el edificio que años atrás había proyectado el arquitecto catalán Enrique Nieto.

Como no podía ser de otra forma, la prensa local dio buena cuenta lo ocurrido en aquella jornada. He aquí lo publicado:

Solemne bendición del Palacio Municipal

Brillantísimo concierto del Quinteto Nacional de Música de Cámara

El hermoso salón de actos ofrecía un espléndido aspecto

Según habíamos anunciado, a las siete de la tarde ayer se verificó el acto de inauguración y bendición solemne del edificio y dependencias del nuevo y suntuoso Palacio Municipal que mercede a la voluntad y tesón de nuestro Alcalde señor Álvarez Claro, ha sido construido para satisfacer lo que desde hace muchos años venía siendo una acuciante necesidad obra dejada en el último término en el plan de construcciones municipal que por su carácter monumental constituye un verdadero timbre de orgullo para los melillenses todos.

El Palacio ofrecía un aspecto realmente maravilloso, luciendo su magnífica iluminación, así como colgaduras y reposteros que daban aún mayor realce a su bellísima decoración interior. Nos considerábamos, en verdad, fuera de Melilla.

Asistieron al acto, S.E. el Comandante General accidental de la Plaza, señor Galera y señora; SS.EE. los Generales señores Cayuela, Barbasán, Durango y Redondo y señoras; Su Excelencia el Delegado del Gobierno General de las Plazas de Soberanía, señor Pueyo González y señora; Ilmo. señor Alcalde, señor Álvarez Claro y señora; Magistrado Juez de Instrucción, señor Giménez Ruiz y señora; Subdelegado de Hacienda señor Martínez Hinojosa y señora; Coronel Jefe del Sector Aéreo de Melilla señor Elviro Berdeguer; Delegado de Trabajo, señor de Gregorio Harold; Cónsules de Inglaterra e Italia señores Henry S. Keiss y Guagnino respectivamente; Canciller del Consulado de Francia, señor Lafont en representación del Cónsul M. Robert Victor; Interventor Regional, Teniente Coronel señor Bocinos y señora; Juez Municipal señor Treviño y señora; Delegado del Gran Visir Sid Abdelkader el Hach Tieb; Coroneles Jefes de Cuerpos y Unidades y Servicios de la guarnición, representaciones oficiales y numerosísimos invitados.

Las citadas autoridades, representaciones civiles y militares e invitados fueron recibios en la escalinata de la entrada principal del Palacio, por el Alcalde señor Álvarez Claro, Ayuntamiento en Pleno y Secretario accidental de la Corporación Municipal señor Rico Gaya.

Bendición del edificio y dependencias

Terminada la recepción de las citadas autoridades y representaciones, el Vicario Arcipreste don Antonio Segovia, revestido de capa pluvial, y ayudado por el Superior de la Residencia de PP. Capuchinos R.P. Capuchinos R.P. Bernardo de Villanofar, del párroco de la Iglesia de San Agustín, R.P. Rafael Marcos y del capellán de la Asociación General de Caridad R.P. Francisco Ontiveros, procedió a la bendición del edificio y de los salones y dependencias del Palacio Municipal, acompañándoles todas las autoridades citadas.

Concierto por el Quinteto Nacional de Música de Cámara

Seguidamente en el amplio y bellísimo salón de fiestas del Palacio a cargo del Quinteto Nacional de Música de Cámara, cuya gratísima estancia entre nosotros aprovechó el Excelentísimo Ayuntamiento para dar mayor realce al acto de que damos cuenta. Se celebró un concierto que resultó de una belleza insuperable en todos sus aspectos.

Al final de cada una de las magníficas interpretaciones la selecta concurrencia de más de 500 personas que ocupaba totalmente el salón, premió con calurosas ovaciones la labor de los profesores del Quinteto Nacional de Música de Cámara.

Elocuente discurso del señor Álvarez Claro a todos los melillenses

Terminada la primera parte del concierto, el Ilmo. Sr. Alcalde, don Rafael Álvarez Claro, pronunció por el micrófono de Radio Melilla las siguientes elocuentes palabras, dirigidas a todos los melillenses.

Melillenses:  Desde el Palacio Municipal, que es la casa de todos, os dirijo un cariñoso saludo en este día memorable en que hemos bendecido este Palacio se halla actuando este maravilloso Quinteto Nacional de Música de Cámara, que tan aplaudido está siendo esta noche y lo fue el pasado domingo en el Teatro Nacional.

Con este motivo, felicitó cordialmente a estos verdaderos amigos de la música y artistas maravillosos y felicitó a los melillenses, enviando a todos un cariñoso abrazo, pues hubiera querido fuera lo suficientemente amplio este salón para que todos los melillenses hubieran podido escuchar este magnífico e insuperable concierto, aunque gracias a la gentileza de Radio Melilla se ha podido ampliar más. A todos mi saludo más cordial en este día de gran trascendencia para Melilla, porque se ha bendecido la Casa de la Ciudad, que es la casa de todos vosotros…

Elocuentes palabras de Su Excelencia el General Galera

A continuación, el Comandante General accidental de la Plaza y Presidente de la Sociedad “Amigos de la Música”, Excmo.  señor don Alfredo Galera, pronunció también las siguientes elocuentes palabras:

Melillenses: Es para mi una gran satisfacción, como Presidente de los “Amigos de la Música”, mejor dicho, como primer Presidente de “Amigos de la Música” dirigiros un saludo cariñoso y expresaros que estoy muy complacido de que durante mi corta estancia en esta bella y simpática ciudad de Melilla haya podido apreciar cómo se cultiva el espíritu con esa Sociedad ejemplar, así como que hoy nos deleita el Quinteto Nacional de Música de Cámara con el concierto que estamos oyendo.

S.E. el General señor Galera fue igualmente muy aplaudido al final de sus breves palabras.

Sentidas palabras del señor Ruiz Casaux

Por último, el violonchelista del Quinteto Nacional de Música de Cámara señor Ruiz Casaux, pronunció también por el micrófono de Radio Melilla, instalado en el Palacio Municipal, unas palabras diciendo que la primera vez que estuvo el Quinteto en Melilla fue solo por unos minutos para instalarse en Tetuán, por lo que no les fue posible gozar de la estancia en esta ciudad, de la que salieron encantados, no solamente por ella misma, que es muy hermosa. Sino porque, además, los melillenses han sabido hacer verdaderamente grata su estancia en ella al Quinteto Nacional de Música de Cámara, en cuyo nombre daba las gracias más sentidas a los melillenses, a través del micrófono de Radio Nacional.

Al final del concierto, los citados profesores escucharon una profunda ovación.

Por último, las autoridades, representaciones civiles y militares y numerosísimos invitados fueron despedidos por el Ilmo. señor Alcalde y Ayuntamiento en pleno.

Después, el Alcalde señor Álvarez Claro, se despidió de los ilustres concertistas en el Hotel Rusadir ofreciéndoles una copa de vino español.

Nos comunica el Alcalde señor Álvarez Claro, que debido a la precipitación con que fue organizado el acto de que damos cuenta, a causa de tener que regresar a la Península los ilustres concertistas, acaso algunas de la invitaciones cursadas no hayan llegado oportunamente a su destino, lo que sinceramente lamenta.

[Bibliografía: Gallego Aranda, Salvador. Enrique Nieto. Un paseo por su arquitectura. Fundación Melilla Ciudad Monumental.2010]

Menú