Más de 35.000 personas conocen más de cerca la historia de los diferentes monumentos de Melilla

La ruta al Faro consigue ser un éxito entre los visitantes agotando todas las plazas de este trimestre y teniendo que esperar hasta el próximo año para poder visitarlo, ya que el cupo de visitantes se agotaron a los dos días

La Fundación Melilla Monumental, una institución que se define principalmente por las funciones que desarrolla con respecto a la puesta en valor del patrimonio de la ciudad, indica que un total de 35.123 personas, tanto melillenses como turistas de otros puntos del país y del mundo, han realizado algunas de las rutas históricas que adentran a los participantes del recorrido en los secretos de los diferentes monumentos y han visitado los distintos centros museísticos y el Centro de Interpretación de Melilla La Vieja. La presidenta de la entidad, Maribel Pintos, relata la experiencia de las visitas y las valoraciones que se han recogido de los visitantes.

Es obvio que Melilla aguarda en su interior un tesoro repleto de monumentos que reflejan la historia vivida en cada uno de sus rincones. Es por ello que la Fundación Melilla Monumental recoge ese carácter de la ciudad para hacerla reclamo del turismo, tanto de fuera de ella como de los propios habitantes, ya que nunca es tarde para acercase un poco más al patrimonio cultural e histórico melillense.

El faro alumbra un éxito
Una de las rutas que más éxito ha cosechado desde que se puso en marcha ha sido la del faro. Esta experiencia turística mostraba a los visitantes el interior de este emblemático edificio, además de ofrecer la oportunidad de contemplar las singulares vistas del mar. Maribel Pintos, presidenta de la Fundación Melilla Monumental, relata que esta iniciativa comenzó el 19 de septiembre de 2018 con motivo de la celebración del I Centenario de este edificio, pero “causó furor y se pudo comprobar que funcionaba, por lo que se decidió dejar la exposición de la entrada e ir ofreciendo más visitas, que son guiadas por nuestra historiadora Isabel Migallón o por mí misma cuando puedo”.
“Desde que comenzamos a abrir las puertas del Faro para que las personas lo conocieran más de cerca hemos recibido la visita de más de mil personas, que han conocido su historia y que han dejado escrita su experiencia en el libro de visita de la entrada, que ya hay que cambiar porque está repleto”, explica Pintos. Del mismo modo, señala que “muchas personas que han venido nos han confesado que esta visita era una ilusión para ellos, porque no solo vienen de fuera, sino que los propios melillenses también se animan y algunos de ellos cumplen sus sueños de conocer al faro por dentro”.
Como dato de esta ruta, cabe destacar que se estuvo realizando una encuesta de satisfacción entre los visitantes, consiguiendo, según la responsable de la fundación, “una puntuación de 9.5”. Asimismo, ha sido visitado por ciudadanos de 19 localidades diferentes de España y por turistas extranjeros de Italia, Francia, Reino Unido y Alemania.
Eso sí, tal ha sido el éxito que ha despertado esta ruta entre los visitantes, que recientemente se publicó las inscripciones para este trimestre del año y en cuestión de dos días se agotaron absolutamente.
Así pues, para todos aquellos que continúen interesados por este emblemático edificio deberán esperarse hasta el comienzo del próximo año para adentrarse en las entrañas de la mayor luz de Melilla.

Melilla y su historia
La Fundación no solo lleva a cabo la ruta para descubrir el faro, sino que oferta una serie de rutas guiadas en las que se puede descubrir la historia de Melilla desde diversos ámbitos y fechas, como puede ser desde el lado sefardí o desde la época renacentista.
La Ruta del Sito de 1774 se realizó los días 16 y 17 de marzo, para dar a conocer el hecho histórico del largo asedio que sufrió la población melillense desde diciembre de 1774 hasta marzo de 1775 y consistió en dos grupos de 30 personas cada uno. Durante el recorrido se visita el primer recinto fortificado y los lugares más o menos relevantes de esas fechas históricas.
Por otro lado, se realiza una ruta denominada ‘Melilla Renacentista’, el 23 y 30 de diciembre, haciendo, en esta ocasión, dos grupos de 30 personas cada uno. Sin embargo, más tarde, en concreto el 19 y 24 de febrero y el 3 y 17 de marzo se volvió ofertar para los visitantes, alcanzando un total, junto con las dos primeras veces, de 250 personas que se adentraron en la historia de la época de los reinados de Carlos I y Felipe II.
Del mismo modo, otra de los productos turísticos que se ha ofertado ha sido la Ruta Sefardí, recorriendo las diferentes sinagogas de la ciudad. Se ha realizado 18 visitas, que comenzaron a principios del año, y que han alcanzado un total de 730 personas de 11 puntos españoles y de siete países distintos.

Las rutas guiadas, un abanico de posibilidades para los turistas y los propios melillenses

En el mismo sentido, en el de descubrir aspectos escondidos o pocos conocidos del territorio melillense, la Fundación Melilla Monumental señala que “apostamos por las rutas guiadas, para que se conozcan diferentes puntos de la ciudad, como es Melilla La Vieja o toda la parte del Modernismo, que no es poco”.
Así pues, indican que se ha registrado más de 80 peticiones para realizar esta visita, procedentes de la Comandancia General de Melilla, de las distintas Casas de la Ciudad en otras provincias españolas, como la de Barcelona o la de Málaga, de diversos colegios y universidades españolas y de entidades e instituciones locales y nacionales. Así pues, en este semestre y medio de este año un total de 1.425 personas han realizado estas visitas guiadas.
Del mismo modo, dentro de las visitas guiadas, se destaca otra que también consigue un éxito de participación, la de las Cuevas del Conventico. Una construcción que data del siglo XVIII y que fue utilizada en momentos de peligro, sirviendo para dar cobijo a la población. También se puede visitar la Colección de Arte Sacro.
El total de visitantes a estos enclaves ha sido de 10.243 personas.

Los museos y el CIMLAV alcanzan más de 21.000 visitas

Melilla Monumental no solo son rutas o visitas guiadas, sino que también son los diferentes museos, como el Arqueológico, el de Casa Ibañez o el Etnográfico, que abren sus puertas gratuitamente para mostrar los diversos siglos de historia y cultura a los visitantes. Tanto es así que en lo que se lleva de año se ha contado con la asistencia de 10.372 personas.
Asimismo, otro centro museístico a destacar es el Centro de Interpretación de Melilla La Vieja (CIMLAV) que está situado en el Torreón de las Cabras. El objetivo de este centro no es otro que el de ser un espacio expositivo ideado para la interpretación de la construcción y evolución de los recintos fortificados. Durante este año ha sido objeto turístico para 11.043 personas, que han descubierto en su interior incluso trozos de una antigua muralla.

Fuente: melillahoy.es

Menú